Imprimir

Vía Húmeda

El proceso por vía húmeda engloba todas las operaciones de lavado, atrición y primera clasificación de la arena.
 
Posteriormente se eliminan las impurezas, minerales acompañan a la arena feldespática y posteriormente se separa el feldespato de la sílice.

Una segunda clasificación de las arenas permite cubrir el amplio abanico de granulometrías demandadas por los distintos mercados de las arenas de sílice.

Todos los productos, una vez reducida su humedad, son almacenados en amplios stocks, antes de su tratamiento posterior. Este almacenamiento permite un exhaustivo control de su calidad.

La recuperación de agua y desecación de las arcillas, obtenidas en el lavado inicial, completan esta parte del proceso.
Logo AENOR     Logo IQnetAENOR ambiente